Espiritualidad

JESUCRISTO es El SEÑOR; al morir en una cruz no “se evaporó” como muchos creen y aseguran, sino que actualmente vive y reina en las vidas y corazones de aquellos que sabemos Quién es Él, que sabemos para qué vino a la tierra y reconocemos cuál es Su propósito con todas las cosas en un futuro muy cercano. Él no sólo es El CREADOR y DUEÑO de todo lo que existe (“…Porque en El fueron creadas todas las cosas, tanto en los cielos como en la tierra, visibles e invisibles; ya sean tronos o dominios o poderes o autoridades; todo ha sido creado por medio de El y para El.” Colosenses 1:16), sino que a Él también se le ocurrió la iniciativa de crear esta empresa al servicio de pequeñas, medianas y grandes empresas, llevándoles toda la calidad y excelencia de una Agencia de Publicidad Multinacional al alcance de sus presupuestos. Hoy por hoy, PUBLICIDAD SENSORIAL ha sido testigo presencial  del majestuoso poder del Amor de Dios, no sólo a modo de testimonio corporativo, sino individual, sentimental, salud, financiero y muchas otras áreas visibles y no visibles, sino también, como organización que cuenta con su manifestación en rasgos como EFICIENCIA, EFICACIA, SABIDURÍA, TRANSPARENCIA, RECTITUD, HONESTIDAD yCREATIVIDAD en todo lo que hacemos desde el año 2002 que nacimos. Al final, nuestros clientes siempre terminan recibiendo parte de estas grandes bendiciones que nosotros recibimos a través del fruto de nuestras manos y la guía de Su Precioso Espíritu Santo.

“… El Señor estaba con él, y todo lo que él emprendía, el Señor lo hacía prosperar.”

Génesis 39:23

Si hay alguien digno de todo mérito, gratitud, honor, alabanza y adoración por cualquier motivo es: JESUCRISTO, El Hijo de Dios, quien siendo Inocente se ofreció a Sí mismo a recibir el castigo eterno que nos corresponde por causa del pecado para que todo aquel que creyera que Él es Verdadero sea salvo de la muerte eterna y que así pueda llevar frutos de fe que demuestren el poder de DIOS.

Si usted es una persona que sufre porque no encuentra plenitud en su vida, porque siente que le hace falta algo que simplemente no sabe qué es y sufre por el amargo dolor que la ausencia de Cristo deja en los corazones alejados de Él; si usted quiere hacer lo bueno pero termina siempre haciendo lo malo delante de Dios y dañando la vida de las personas a su alrededor, o incluso, dañándose a usted mismo, le invito a que Le diga de forma sincera y honesta las siguiente palabras:

SEÑOR, Dios Todopoderoso, vengo a Ti en este momento porque creo que no es casualidad el que me hayas dirigido a esta página web. Sé que quieres que mi vida cambie pero te confieso a Ti personalmente que no soy capaz de lograrlo por mis propias fuerzas o métodos. Ahora sé que si Tú estás conmigo, seré verdaderamente libre de la esclavitud del pecado que tanto me ha perjudicado, y Tú, como regalo por yo haber creído en Ti y por seguirte cada día por el resto de mi vida, me darás a Tu Precioso ESPÍRITU SANTO, Quien vivirá en mi y me guiará paso a paso, con toda paciencia y ternura, hacia una vida llena de gozo, amor, libertad y luz, ya que así lo dice La Biblia: TU PALABRA. Perdona todos mis pecados, haz de mi corazón tu habitación y úsame para ser parte del único pueblo en el mundo que no los une raza, género, estrato social, nivel socio-económico, lugar geográfico ni tipo de ropa u objetos que usan, sino que viven por ver cambiado para bien este mundo tan contaminado, deteriorado y destruido, en un lugar lleno de paz, amor, compasión, abnegación y todas las demás virtudes que a Ti te caracterizan en el Santo y Poderoso Nombre de Tu Hijo: JESUCRISTO, Amén.”

Si usted hizo esta oración de corazón, le invitamos a que convierta en una sana disciplina en su vida el estudiar La Palabra de Dios (LA BIBLIA) con toda humildad y completa sujeción para conocer Su voz, Su voluntad y Sus proyectos para con usted. Siga todo lo que allí está escrito y LE GARANTIZAMOS que en muy poco tiempo conocerá el propósito de su existencia y presenciará la presencia de la mano de Dios por el resto de su vida y en la vida eterna que le sigue a nuestro actual paso por esta tierra.